Page 55

REVISTA DE INGENIERÍA 45 / Enero-Junio 2017

53 Universidad de los Andes, Bogotá D.C., Colombia. El Programa Colombia Responde, CELI CENTRAL, financiado por USAID, con cobertura en municipios de los Departamentos de Caquetá, Meta, Tolima y Cauca, en operación entre 2011 y 2017, ha realizado una actividad orientada a mejorar la gestión de la red vial veredal en sus zonas de acción y convertirla en referencia para aplicar en municipios de características similares, adaptando en cada caso el esquema a las particularidades locales. Esta actividad se generó por la necesidad de atender la creciente demanda de mejores vías veredales, identificada por las autoridades locales, por los asistentes técnicos del Programa, y reiterada por los voceros de las comunidades, quienes encuentran la solución de este asunto como prioritario, para desarrollar actividades económicas lícitas, mejorar la calidad de vida de sus pobladores en todos los aspectos, y consolidar zonas de convivencia en paz. El programa se concentró en dos objetivos principales: el primero, efectuar intervenciones con obras y trabajos en zonas territoriales seleccionadas con las autoridades municipales, en vías, puntos o sectores concertados con las comunidades (Juntas de Acción Comunal y asociaciones de productores); y el segundo, estructurar un Esquema de Mantenimiento y Mejoramiento de la red terciaria, para dar continuidad a la conservación y modernización de la red vial intervenida. La concertación de las obras a realizar entre profesionales del Programa, las comunidades y las autoridades municipales, permitió recuperar un clima de confianza entre los actores, debido a que las comunidades beneficiarias se sintieron escuchadas, al igual que las autoridades municipales, por lo que el programa recibió la coparticipación esperada. Luego la materialización de las obras permitió recuperar la credibilidad de las comunidades en las instituciones, y profundizó el sentido de pertenencia por su patrimonio vial. La ejecución se llevó a cabo bajo dos modalidades, en el primer caso, se efectuó la trasferencia de recursos a asociaciones comunitarias de la zona, legalmente constituidas y vigentes, mediante convenios de donación, hasta por US$100.000, condicionados al acompañamiento de un profesional de la ingeniería civil para la dirección técnica de los trabajos, un maestro de obra para la asistencia en la ejecución, un contador para la asistencia en la administración de recursos y rendición de cuentas; complementados con la mano de obra no calificada, representada en jornales de la comunidad. Para la administración de los recursos donados se conformaron Comités de compras y operativos, con participación de todas las partes intervinientes. Para la supervisión, además de la técnica, adelantada por profesionales especialistas del Programa, se conformaron Comités de veeduría comunitaria. Bajo esta modalidad se adelantaron trabajos de mantenimiento vial y de mejoramiento con la construcción de placa huella, alcantarillas, cunetas, box coulverts, muros de gaviones y de concreto, filtros y en general obras menores, complementados con las intervenciones con maquinaria aportada por las autoridades locales y territoriales. Placa huella Rioblanco, Tolima. Fotografía propia.


REVISTA DE INGENIERÍA 45 / Enero-Junio 2017
To see the actual publication please follow the link above