Page 39

REVISTA DE INGENIERÍA 45 / Enero-Junio 2017

37 Universidad de los Andes, Bogotá D.C., Colombia. Innovación – Uso de materiales alternativos Actualmente la construcción de vías en Colombia se rige por las Especificaciones Generales de Construcción de Carreteras del INVÍAS (2013), en las cuales se estipulan los estándares de calidad de los materiales y las técnicas de construcción permitidas para ser empleadas en los proyectos viales. De manera similar, la normativa vigente mantiene al margen de los procesos constructivos, de mejoramiento y rehabilitación de vías el uso de nuevas tecnologías de estabilización, cuyo uso puede llevar a incurrir en la ilegalidad, pues no cuentan con una especificación propia vigente vinculada al medio local. Algunas experiencias que han sido evaluadas en otros países carecen de validez cuando son implementadas en el ámbito nacional, ya que no hay apropiación de las propiedades intrínsecas de los proyectos locales. Lo anterior muestra la importancia de brindar mayor flexibilidad a las especificaciones actuales, permitiendo la evaluación y posterior aplicación de estos sistemas y técnicas innovadoras que potencien el desarrollo de la red vial colombiana sin sacrificar los estándares de calidad. Teniendo en cuenta que gran parte de la red terciaria está ubicada en zonas con un alto potencial ecosistémico, los métodos constructivos tradicionales que emplean capas de materiales pétreos, generan enormes costos ambientales irreparables en algunas regiones de Colombia. Por otra parte en las regiones donde hay control y existencia de canteras, los materiales pétreos no siempre cumplen con los requerimientos de esta normativa, haciéndolos inadecuados y excluyendo su uso de los proyectos viales, razón por la cual se deben considerar alternativas a los métodos depredadores del medio ambiente. Es por esto que los métodos tradicionales de construcción deben reevaluarse, y es necesario estudiar nuevas alternativas que permitan una optimización económica, garantizando la calidad técnica y la factibilidad constructiva para lograr los objetivos generales planteados. Sin embargo, el conocimiento de materiales locales y su utilización en proyectos viales es limitado, por lo cual es necesario emprender tareas de investigación y desarrollo tecnológico. El proyecto de investigación DROMOS–CEIBA (2015) desarrollado por la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad de los Andes, permitió validar algunas de las hipótesis que durante años se han defendido desde la academia. Un adecuado estudio de los materiales naturales locales presentes en la región permite una optimización técnica y económica de los recursos. Para el caso del departamento del Vichada podemos resaltar dos resultados importantes: en primer lugar, el material de Ripio, científicamente conocido como laterita, pese a que no cumple con las especificaciones vigentes para los materiales de construcción de carreteras del país, presenta valores de capacidad portante adecuados. Mezclas de este material con adiciones de cemento hidráulico o ligantes bituminosos registran comportamientos aptos para la construcción de vías de bajos volúmenes de tránsito. Por su parte, para los suelos naturales de subrasante fue posible la estabilización a través de procesos de geopolimerización para la fabricación artesanal de adoquines, los cuales presentaron valores de resistencia aptos para vías peatonales y espacio público. A través del proyecto realizado entre la Universidad Nacional de Colombia y el Ministerio de Transporte (2016-2017) para la identificación y caracterización de materiales locales en zonas de posconflicto, se encontró que los suelos naturales presentan efectivamente una gran variabilidad en sus características propias, aún cuando son estudiados en una misma región; adicionalmente, la baja competencia mecánica de estos materiales impediría su utilización en estructuras de pavimento. En este punto, considerar el uso de materiales alternativos disponibles en la región, tanto de origen mineral como renovables derivados de biomasa, es un aspecto relevante a estudiar. El trabajo realizado permitió desarrollar estabilizaciones con materiales locales que mejoraron notablemente sus propiedades mecánicas y, además, desarrollar una guía propia de utilización para la región de Putumayo y Cauca. Figura 6. Estabilización de suelos con ceniza de chontaduro


REVISTA DE INGENIERÍA 45 / Enero-Junio 2017
To see the actual publication please follow the link above